Buscador

Búsqueda personalizada

Traductor






viernes, 31 de octubre de 2008

Billo's Caracas Boys y Cheo García-Venezuela

Billo's Caracas Boys "Mi Vaca Vieja" Cheo García

Billo's Caracas Boys "Los Cadetes" por Cheo Garcia

Un zuliano de leyenda
José “Cheo” García nació en la ciudad de Maracaibo, en el estado Zulia, Venezuela, en mayo de 1926. De extracción netamente popular, contó con la ventaja adicional en su infancia, de estar en Maracaibo, donde todo se hace llevadero.

Su voz tuvo que haber llamado poderosamente la atención no sólo de su familia, porque a los nueve años ya Cheo estaba tomando clases de música y a los diez estaba convertido en el flamante Primer Tenor de la Compañía “Estampas Líricas en Miniatura”, con la que viajó, con esos diez años jojotos, a Bogotá, donde tuvo éxito con su voz haciendo un repertorio lírico ligero. Al regreso a Maracaibo, Cheo salió de ese ámbito para atravesar la adolescencia y la juventud integrándose a varias orquestas bailables, como una que era dirigida por el peruano Enrique Manzanos.

En 1952, con 26 años, ya se había apoderado del sitial preferencial de “Garrido y sus solistas”... y tomado la decisión de ir a Caracas, a ver qué pasaba con su futuro.

Eran 27 los años que tenía José “Cheo” García cuando llegó a Caracas. Con 100 bolívares en el bolsillo y muchas ganas de “echarle bolas” se fue a Radio Difusora Venezuela, emisora que para esos momentos gozaba de una alta sintonía en la capital venezolana. Allí conoció a Jesús “Chucho” Sanoja, el tremendo músico y director de orquestas, prácticamente adelantado a su tiempo en eso de los arreglos.

Chucho Sanoja, sí señor, lo contrató para que formara parte vocal del grupo de la emisora, y Cheo, encantado, estuvo allí dos años, al cabo de los cuales regresó a Maracaibo.

Se retoma la pista de los pasos de Cheo nuevamente en Caracas en 1956 como vocalista de la orquesta de Juanito Arteta, la cual dejó para integrarse, por un tiempo a “Los Peniques”, que era la orquesta fija del famoso “Show de las 12” del animador Víctor Saume a través de Radio Caracas Televisión.

Con Billo

Billo Frómeta es, mas allá de la Salsa, referencia obligada, quiérase o no, de la música bailable venezolana y de muchos otros lugares. El staff de cantantes que pasó por su orquesta es sencillamente de antología, y popularizó como nadie (aún con líos de créditos autorales) temas de Ñico Saquito, Pacho Galán, Clímaco Sarmiento, Miguel Matamoros y Orlando de la Rosa, por solo citar a algunos. Conviene recordar que en 1957, durante la ventilación de su problema judicial, Billo se fue a Cuba y se empató con mucho del repertorio cubano, y a su regreso, luego de haber trabajado con Bebo Valdéz y de haberle dado su primer trabajo profesional a Jesús Chucho Valdéz (como copista) retomó los hilos de su trayectoria orquestal.

No se puede mostrar la imagen “http://www.zonalibre.org/blog/franengotas/archives/cheo_garcia.jpg” porque contiene errores.