Buscador

Búsqueda personalizada

Traductor






domingo, 18 de mayo de 2008

Ricardo Montaner


HECTOR EDUARDO REGLERO nació el 8 de septiembre de 1957 bajo el signo de virgo, en la clínica Celeste de la ciudad de Avellaneda, Pcia. de Buenos Aires. En esos días vivían en una casa de familia en la calle Portela 2230 de Valentín Alsina, localidad de la provincia de Buenos Aires. Ricardo de esa época recuerda : "Era una pensión más bien. Allí vivían muchas familias además de la mía, que se arreglaba con una gran habitación, que funcionaba como dormitorio general y comedor. La cocina quedaba del otro lado del pasillo y más lejos el baño compartido, en el que bañarse era, en invierno, la mayor de las crueldades". Cuando tenía seis años su padre Eduardo, recibió una oferta de trabajo para el tendido telefónico de la Cía. de teléfonos venezolana. Por este motivo Ricardo viajó a Caracas con sus padres y su hermana Norma (dos años menor). Este viaje fue muy duro para él ya que no sólo tuvo que separarse de sus amigos, su novia Nancy y dejar a su perro con unos vecinos, sino que también tuvo que separarse de sus adorados abuelos Laurentino y Rosa, "Ellos eran los encargados de reunir a la familia". Luego de tres años de vivir en Caracas se mudaron a Maracaibo. Allí concurría a un colegio católico y con unos amigos formó una banda, era un grupo de la iglesia y tocaban los domingos en la misa de las once. "Éramos muy malos tocando. No teníamos plata para un bajo y le sacamos una cuerda a una guitarra". En esa época escuchaba a Led Zeppelin y sólo música heavy. La música le sirvió para curar su vergüenza y su timidez. En ese grupo Ricardo era el baterista, un día faltó el cantante, él tomó su lugar y allí cantó por primera vez en público. "Me sentí muy bien, al cura le encantó y nos regaló refrescos a todos, aquel día", descubrió que cantar era la única manera que tenía para poder comunicarse. A los catorce años en un retiro espiritual en la playa compuso su primera canción llamada "Noche de primavera" inspirado en su primera novia. A los 18 años decidió dejar sus estudios de periodismo y resolvió ser artista. Por entonces estaba a punto de casarse con su primer novia: Ana Vaz, con quien tuvo sus dos primeros hijos Alejandro Manuel y Héctor Eduardo. Para mantener a su familia tuvo que trabajar en el depósito de herramientas de una empresa de telecomunicaciones :"Cuando llegaba a casa, olía a tornillo". En 1986 firmó un contrato como solista con Sonorodven (la mayor compañía discográfica de Venezuela). Entre las giras de conciertos, las grabaciones y las conferencias de prensa su matrimonio comenzó a deteriorarse, finalmente se divorció de Ana. "Un día de ésos en que revisas cosas así porque sí, nos dimos cuenta que Héctor Reglero Montaner, como que no era muy llamativo, ¿verdad?. Con unos amigos escogimos unos nombres, entre ellos Ricardo, el que me gustaba; realmente nunca me imaginé llamándome de otra manera, ni siquiera Héctor. Ese día nació Ricardo Montaner, un tipo que me ha dado muchas satisfacciones y muchísimo trabajo. Me trasladé con toda mi carga de sueños a la gran ciudad, tan amurallada y pétrea como impenetrable". Un par de años después de su divorcio, en un estudio de filmación, conoció a la cineasta caraqueña, Marlene Rodríguez, hermana del presidente de la compañía Sonorodven e hija del principal accionista de la cadena televisiva Venevisión. El 30 de agosto de 1989 y para cumplir un sueño que tenían desde novios, se casaron en una playa llamada Puerto La cruz en Venezuela. La ceremonia se llevó a cabo en la arena descalzos y rodeados de amigos. De este matrimonio nacieron tres hijos Ricardo Andrés, Mauricio Sebastián y Eva Luna. Junto a Marlene llevan adelante la fundación Los hijos del sol, construyen salas de hospitales y compran equipamiento "Cuando llego a un hospital y veo que muere un bebé, porque la incubadora no funciona, llamo a un técnico para que la arregle y muchas veces ni me cobran. Utilizo la fundación como excusa para devolver lo mucho que he recibido". En Venezuela protege a muchas chicos a los que les brinda alimento, vivienda y educación, en otros países la fundación sólo funciona como una agencia de promoción de proyectos en beneficio de la niñez. Durante 1995 pasó un susto muy grande, "Estábamos llegando a Caracas después de una gira por Colombia, cuando de repente nos para una camioneta con seis hombres. Me obligaron a bajar del auto, me suben a esa camioneta y me tienen secuestrado durante 14 horas. Son cosas que suelen sucederle a la gente más o menos conocida. Te raptan y después te piden que los lleves a tu casa, y ahí se hacen dueños de lo que se les antoje. Me acuerdo que les hablé hasta cansarlos, les dije que en casa había todo un dispositivo de seguridad, que había gente cuidando y que se complicaría todo mucho más. Así fue como después de tenerme 14 horas boca abajo en la camioneta, me dejaron bajar. Caminé hasta una casita que alcancé a ver en la montaña, los dueños me reconocieron y así llegué nuevamente a mí hogar. Yo sé que que esto pudo haber sido peor. No la pasé nada bien y sin dudas me ha dejado una marca a fuego, pero bueno hoy estoy aquí y puedo contarlo, ¿qué más?". Ricardo es muy madrugador, se levanta a las 6.30 hs. Le gusta componer vestido de blanco porque lo hace sentir cerca del cielo y lo inspira. En verano compone en la playa, en invierno junto a la chimenea y en otoño y primavera en su hamaca paraguaya. Le gusta el arroz con pollo, la pizza y en cuanto a postres prefiere "el vigilante" (queso y dulce de batata) aunque también confiesa su pasión por el dulce de leche. Es fanático del fútbol, hincha del equipo argentino Independiente. Admira desde siempre a Carlos Santana, Ringo Star, Mario Benedetti y Gabriel García Márquez. Ricardo nos comenta de sus inicios:"Recuerdo que en uno de esos locos intentos, formé con unos amigos un grupo, LOS CORRECAMINOS, iniciativa que como su nombre, desapareció luego de su primera presentación. También hubo otra audaz tentativa que se llamó LA SCALA gracias a la cual conocí a ROBERTO LUTI, el creyó en lo que yo hacía, me lanzó como solista y grabamos un disco,'MARES', que nadie compró y que sólo yo guardo para regalar a mis verdaderos amigos".En este disco graba una canción a dúo con su hijo Alejandro llamada "Hijo mío". Ricardo Montaner I (1986) Se presentó en un estudio de radio y propuso regalar su actuación en una elección de La reina de las flores en homenaje a las candidatas sabiendo que iban a estar presentes los dueños del sello discográfico más importante del país."Ellos me oyeron cantar delante de 19.000 espectadores y me dijeron: - Te esperamos el lunes en Caracas para firmar el contrato". Con ese contrato nació Ricardo Montaner I. El primer éxito de este trabajo fue "Yo que te amé" que se trepó a todos los rankings de su país. Al poco tiempo el virus ya se había contagiado en Perú, Puerto Rico, Chile, Ecuador, Colombia y sur de los Estados Unidos, países que se rendían ante el romanticismo de este cantautor. Ricardo se perfilaba como un nuevo fenómeno de la canción latinoamericana, capaz de vender un cuarto de millón de copias en sólo cuatro meses. De la noche a la mañana Montaner era un ídolo en Venezuela. Exitos (1986) Este trabajo en nuestro país se pone en venta con este nombre mientras que en Venezuela se edita bajo el nombre: "Canta viejo canta", que incluye los siguientes temas:"Júrame", "Bella Adentro" y "Murallas" (1976); "Tú o nada" (1977); "Dile" y "Amame" (1982). Ricardo Montaner II (1988) En este disco compuso una canción para cantarla a dúo con Alejandro Lerner , él fue su primer contacto musical con la Argentina :"Escuché una canción de él y compré todos sus discos". Después de estudiar su material lo llamó para invitarlo a grabar una canción juntos en Venezuela "El no me creía, pensaba que yo era un loco. Tuve que mandarle discos y fotos mías para que supiera quien era yo".Temas como "Tan enamorados" y "Solo con un beso" alcanzaron el primer puesto en el chart latino de la Billboard. En ese año también interpretó a un joven pediatra en la telenovela Niña bonita. Un toque de misterio (1990) El corte llamado "La cima del cielo" fue la presentación de este trabajo, que también incluye el tema "Angelical" que fue compuesto para la hija que anhelaba tener. En ese año se lanzó al mercado una fragancia femenina cuyo comercial estaba musicalizado por el tema "Reina de la noche". En el último lugar del mundo (1991) Este fue el disco que le abrió definitivamente las puertas de la Argentina, trepado a todos los rankings, se convirtió en el disco más vendido del verano 91/92. Este disco vendió solamente en Argentina 350.000 copias. Sus temas "Dejame llorar", "Corazón fracturado", "Vamos pa´la Conga" y "Será" fueron los más exitosos. En la gira argentina durante abril de 1992, logró colmar completamente la capacidad de 7 Teatros Gran Rex. Los hijos del sol (1992) Este trabajo vendió más de 60.000 copias en dos meses y casi 300.000 en todo el país. Ricardo nos dice: "En una tarde lluviosa descubrí a Los hijos del sol. Cientos, miles y quizás millones de niños que deambulan por la vida al amparo de la calle. Todavía puedo verlos allí, sentados o haciendo malabares con dos pelotitas a cambio de algo de dinero. Es un disco dedicado a los niños huérfanos del continente, los sudamericanos específicamente y es también una fundación que acabamos de crear y que, en principio, va a ser una casa donde puedan vivir niños huérfanos" Exitos y algo más (1993) 14 grandes éxitos (1993) Este disco contiene trece temas que fueron éxitos en sus anteriores trabajos y además incluye el tema "Un mundo ideal", tema central de la película de Disney "Aladdin", cantado a dúo con Michelle. Amándonos (1994) Ricardo Montaner y amigos(1994) Este trabajo que contiene "La pequeña Venecia" ( tema dedicado al Gral. Simón Bolívar ) fue la presentación de Ricardo en la empresa EMI. El contrato que firmó para esta empresa en Junio ( por U$S 15.000.000 ) superó los contratos firmados por Luis Miguel y Ricky Martin. Una mañana y un camino (1994) Para la presentación de este disco, Ricardo cumplió con uno de sus sueños: realizó conciertos en tres ciudades diferentes en un mismo día. El primer show se concretó en la ciudad de Mayagüez distante 120 km de San Juan, en el Estadio cubierto del Palacio de Recreación y deportes. Cuatro horas más tarde, cuando ya eran cerca de las 8PM, se presentó en el Estadio de béisbol Paquito Montaner, a 60 km de Mayagüez , donde otra vez más de 6000 personas vibraron con sus temas. Cerca de la medianoche comenzó en el Campo de béisbol Hiram Bithorn de la ciudad de San Juan el tercer show, a las 2.30 AM Ricardo entró al libro Guiness por haber cumplido más de 10 horas de show continuado. Los temas Quisiera y Cachita obtuvieron mucha repercusión, sobre todo éste último que logró estar en algunos rankings durante casi todo el año. Viene del alma (1995) Con un look renovado (el pelo más largo y sombra de barba) Ricardo saca este disco que él considera "el más transparente de mi carrera porque las letras revelan mi interior", grabado en los estudios Sintonía de Madrid y Abbey Road de Londres, (donde se realizaron las últimas grabaciones de Los Beatles) vendió sólo en la 3° semana de octubre, más de 210.000 copias. En noviembre se presentó en el Teatro Gran Rex, donde a sala llena brindó 7 conciertos. Fue tanta la repercusión de este nuevo material que solamente seis meses después en mayo de 1996, se presentó en el Estadio Luna Park los días 10 y 11, donde reunió más de 10.000 personas en cada uno de los dos conciertos que realizó ese fin de semana. Es así (1997) Después de dos años y medio volvió a Buenos Aires para presentarse los días 7 y 8 de agosto en el Estadio Obras Sanitarias, donde presentó al dúo Servando y Florentino y cantó junto a ellos el tema "Una fan enamorada". En este viaje lo acompañó su familia, ya que el día 7 de agosto es el cumpleaños de su hija Eva Luna, Ricardo dijo:"No podía perdonarme estar lejos de ella en su primer cumpleaños". Sobre el nuevo disco comentó: "Este disco suena a documento, de esos inalterables, es el producto de mis ganas y mis deseos". Ricardo Montaner con la London Metropolitan Orchestra (1999) Cerrando una década de enormes sucesos musicales, el cantante y compositor venezolano da a conocer su más reciente producción. Para brindar renovadas lecturas de sus mayores éxitos de los últimos tiempos, escogió diez de sus canciones favoritas, a las que sumó una nueva composición, "El poder de tu amor", que debutó en el primer lugar en las listas de popularidad de Venezuela. Para dar un marco adecuado a tan importante trabajo, contó con el respaldo en la producción del afamado Bebu Silvetti, quien ya ha trabajado con artistas de la talla de Plácido Domingo y Luis Miguel. Silvetti designó que el acompañamiento orquestal estuviera a cargo de la renombrada London Metropolitan Orchestra, y que las grabaciones se hicieran en los imponentes estudios Air Lindhurst, instalados en una antigua iglesia gótica de la capital inglesa. Con este nuevo trabajo discográfico vuelve a reafirmar su condición de cantante romántico de primerísima categoría. (Warner)


Besame - Ricardo Montaner

Paz Sin Fronteras - Ricardo Montaner - En la Cima del Cielo