Buscador

Búsqueda personalizada

Traductor






domingo, 22 de junio de 2008

Felipe Pirela bolerista Venezolano



Felipe Pirela, el famoso cantante zuliano conocido como El Bolerista de América, intérprete de temas inmortales como Sombras nada más, Ese bolero es mío, Entre tu amor y mi amor y Solamente una vez, fue asesinado hace 34 años en San Juan de Puerto Rico, bajo circunstancias todavía dudosas las cuales impulsaron el nacimiento de una leyenda. Nacido en Maracaibo, estado Zulia, el 4 de septiembre de 1941, Felipe Antonio Pirela Morón es proveniente del popular barrio marabino El Empedrao, desde donde ha surgido un importante número de poetas, compositores, cantantes, trovadores y gaiteros. Auge y caída de un ídolo Inició su carrera musical como integrante de las orquestas de Juanito Arteta y Los Peniques, con las cuales transitó sin gran relevancia. Sin embargo, el día de suerte de Pirela llegó en 1960, cuando Billo Frómeta, cabeza de la agrupación Billo´s Caracas Boys, lo escuchó cantar. «Quiero contratarlo para que sea el bolerista de mi orquesta. Usted tiene mucho futuro, canta como los ángeles”, le dijo Frómeta a Pirela. Desde entonces comenzaría una etapa de gran auge en la carrera de ambos músicos. Con la orquesta Billo’s Caracas Boys, las voces de Felipe Pirela y Cheo García, otro marabino, adquieren gran prestigio. La orquesta causa sensación en el continente. La voz de Pirela seduce a cientos de miles de fanáticas, si se quiere huérfanas de un ídolo, ante la ausencia de su hasta entonces amor platónico Alfredo Sadel, quien había tomado la decisión de dedicarse al bel canto. Cuando estaba Pirela en la cumbre de su fama decide separarse de la Billo´s y marcharse a México, país donde se consagra como El Bolerista de América. En 1964 regresa a Venezuela para casarse con Mariela Montiel, con quien concibe su única hija: Lennys Pirela Montiel. La convivencia fue frecuentemente interrumpida por los compromisos artísticos de Pirela, y la unión llega a un triste desenlace con un escandaloso divorcio que marcó al Bolerista de América para siempre. Sumido en una fuerte depresión, Pirela decide marcharse de Venezuela. En su exilio graba el álbum Entre tu amor y mi amor, con el cual adquiere impresionantes cifras de ventas. Sin embargo, el éxito de este disco no puede reparar su desencanto por la vida. Radicado en Puerto Rico, Pirela comienza a cantar en locales nocturnos. Así llega la noche del 2 de Julio de 1972, cuando, luego de culminar su presentación en el bar El Molino Rojo, con su interpretación del tema Sombras, es interceptado en una calle, y en circunstancias aún confusas, es asesinado. Una leyenda La extracción popular de Pirela, su melodiosa voz y el cóctel de extraños sucesos que acompañaron su muerte, convirtieron a este cantante en una leyenda que aún perdura.
Felipe pirela


Felipe Pirela _ Unicamente Tu